Home » Celebraciones » Celebrar ocasiones respetando el vecindario

Celebrar ocasiones respetando el vecindario

Cumpleaños, despedidas de soltero, comidas o cenas de empresa, reencuentro con amigos. Existen muchas ocasiones en las que juntarse con un grupo y celebrar una gran noticia o un evento único en la vida. Sin embargo, existen ocasiones en las que las celebraciones y el descanso del vecindario se contradicen. Así pues, los Ayuntamientos suelen ser los encargados de controlar la normativa del ruido en su área municipal. Cada ayuntamiento o barrio tiene sus normativas según la población existente.

Negocios adaptados para el ruido

Por supuesto, las zonas habitadas con casas y núcleos poblacionales suelen ser las que más se asegura el cumplimiento de las medidas vigentes. Todos los negocios que puedan generar ruido molesto deben tener en cuenta estas medidas. Pero, ¿de qué forma se establecen las medidas para confirmar que el ruido no sea molesto?

Muy sencillo. Como hemos comentado, los Ayuntamientos se encargan de disponer unas medidas, un máximo de ruido o vibraciones en diferentes sectores (poblacionales, industriales o agrícolas) y la obligación de cualquier actividad a pasar un examen en las que se evalúen los posibles ruidos que puedan generar y la capacidad de controlarlos con los materiales de que dispone el local.

Mediante una Auditoría Acústica, los Ingenieros Acreditados serán los encargados de evaluar si la actividad es susceptible de generar ruido molesto y si dispone de las medidas necesarias para atajarlo. De no ser así, se establecen un plan de medidas para mejorar la acústica del local con el fin de pasar positivamente la evaluación y cumplir con la normativa vigente.

La Auditoría acústica

Las auditorías acústicas se hacen necesarias en este ámbito. Poder determinar el estado acústico de un comercio antes de iniciar su actividad es vital para conocer los ruidos que va a generar durante su actividad. Como puede leerse en esta página de Teleacustik.com, “la auditoría acústica la deben pasar los titulares de actividades susceptibles de generar ruidos y vibraciones”.

La protección contra la comunicación acústica es un elemento que cada día se tiene más en cuenta. Sobre todo en grandes núcleos donde la densidad de población es tan grande que su actividad diaria pueda ocasionar excesivo ruido.

Control Acústico en diferentes ámbitos

En nuestra sociedad no solo se controlan los ruidos procedentes de actividades comerciales mediante auditorías acústicas. También se controlan otros factores como el tráfico, intentando disminuirlo en ciertas zonas o controlando que los motores y tubos de escape cumplan con la normativa y no superen ciertos decibelios. O las zonas de marcha donde más que ruidos intensos, lo que se intenta controlar es que el ruido se minimice durante la madrugada.

Al igual que salir y no consumir bebidas alcohólicas cuando se tiene que coger el coche, salir de fiesta y controlar los ruidos cuando se está de camino a un local para una despedida de soltero o un cumpleaños, es algo que denota responsabilidad y sensatez. Porque divertirse de forma responsable también es posible, incluso mejor, pues a ello cabe sumarle la satisfacción de estar respetando a las personas con las que convivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*